Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu Menu
  • Categorías Categorías

Carrito de compras

Cerrar
ENVÍOS A CDMX, ÁREA METROPOLITANA Y TODO MÉXICO DESDE $80 ENVÍOS A CDMX, ÁREA METROPOLITANA Y TODO MÉXICO DESDE $80
Menú
Whatsapp 55 2850 1509
Correo electrónicocontacto@blancoco.mx
Whatsapp 55 2850 1509
Correo electrónicocontacto@blancoco.mx
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

La limpieza dental en la cultura mexicana La limpieza dental en la cultura mexicana

En México, la cultura de la limpieza y cuidado dental es de las más bajas considerando que las personas asisten al dentista una vez cada ocho años aproximadamente.

La salud es multifactorial. Los factores que influyen en la salud se encuentran tanto dentro como fuera del individuo en la sociedad en la que vive. La persona y de qué enfermedades puede ser víctima depende de la combinación de dos conjuntos de factores: sus factores genéticos y los factores ambientales a los que está expuesto. Dichos factores interactúan y estas interacciones pueden promover la salud o ser perjudiciales.

Los factores que determinan la salud son biológicos, conductuales, sociales y culturales. También ambientales, condiciones socioeconómicas, servicios de salud disponibles, envejecimiento de la población, género, etcétera.

La higiene oral o bucal es parte integral y esencial para la salud general. La salud bucal significa más que lavarse los dientes todos los días. Es parte integral de la salud general y esencial para el bienestar. La limpieza dental y la salud bucal en su conjunto es un factor determinante para la calidad de vida. El complejo craneofacial nos permite hablar, sonreír, besar, tocar, oler, saborear, masticar, tragar y gritar de dolor. Proporciona protección contra infecciones microbianas y amenazas ambientales.

Las enfermedades bucodentales restringen las actividades en la escuela, el trabajo y el hogar, lo que provoca la pérdida de millones de horas escolares y laborales cada año en todo el mundo. Además, el impacto psicosocial de estas enfermedades a menudo disminuye significativamente la calidad de vida.

No tener la cultura de acudir a revisiones dentales de manera regular ha provocado que ocho de cada 10 mexicanos padezcan algún tipo de enfermedad bucal. De estas, el 85% corresponde a sarro o caries y el 90% son problemas de las encías.

La boca es una ventana a la salud del cuerpo. La interrelación entre la higiene bucal y la salud general está probada por la evidencia. La fuerte correlación entre varias enfermedades bucodentales y las enfermedades crónicas no transmisibles se debe principalmente a los factores de riesgo comunes y a malos hábitos de limpieza dental.

Cepillo de Bambú Blancoco

Países con los mejores y peores hábitos de limpieza dental

Debido a que la dieta juega un papel importante en la salud bucal, algunos países tienen dientes más sanos que otros. A pesar de lo antes mencionado sobre la limpieza dental en la cultura mexicana, según la Federación Dental Mundial, los países con las tasas más bajas de caries dentales incluyen los siguientes países desarrollados: Estados Unidos, Canadá, México, Alemania, España, Italia, Noruega, Suecia, Finlandia y China. Algunos países de África también tienen tasas bajas de caries dental. En el otro extremo del espectro, los países con el nivel más bajo de salud dental (de hecho, las tasas más altas de caries) incluyen India, Arabia Saudita, Singapur y algunos países de América del Sur y Asia.

Efectos culturales en la salud de los dientes

Hay varias razones por las que algunos países y culturas tienen tasas más altas de caries y otros problemas de salud bucal. La Organización Mundial de la Salud dice que los principales factores culturales que aumentan el riesgo de mala salud dental incluyen:

 ●  Exposición inadecuada al fluoruro
 ●  Vivir en un país pobre o desfavorecido
 ●  Acceso insuficiente a la atención dental adecuada
 ●  Dietas poco saludables
 ●  Mala higiene bucal
 ●  Consumo de tabaco
 ●  Consumo excesivo de alcohol

Es especialmente relevante que no todos los países en desarrollo tienen tasas más altas de problemas de salud bucal. Por ejemplo, varios países de África tienen tasas bajas de caries a pesar del acceso deficiente a la atención dental y el bajo nivel socioeconómico, simplemente porque los residentes de estos países tienen dietas bajas en azúcares procesados.

Mujer sonrisa de limpieza dental: Blancoco cultura de la salud bucal en México

Barrera estructural para la limpieza dental en la cultura mexicana

Si bien el cuidado de la salud bucal es parte integral de nuestro bienestar general, no está disponible o accesible para todos los que lo necesitan. Las barreras, ya sean económicas, estructurales o culturales, impiden que las personas accedan a la atención de la salud bucal. Debido a estas barreras (y potencialmente a otras), la aparente demanda del cuidado dental y oral en su totalidad, no refleja la verdadera necesidad.

Principalmente por problemas financieros, las personas no pueden pagar la atención dental sin un seguro. Incluso para muchas personas que sí tienen seguro dental, las consideraciones financieras son la razón más citada de la falta de acceso a la atención de la salud bucal. Es decir, aunque exista un seguro disponible para ayudar a sufragar los costos de la atención, es posible que los proveedores de atención de la salud bucal no estén disponibles para brindar la atención necesaria. Este es un desafío particular para los pacientes con necesidades especiales de atención médica porque muchos dentistas se sienten incómodos o no están equipados para trabajar con estos pacientes. A esto se le llama barrera estructural.

Una de las mayores barreras para acceder a la atención de la salud bucal es la cultura o el entorno de una persona, que influye significativamente en el comportamiento. La limpieza dental en la cultura mexicana se ve afectada por la dieta, los hábitos de higiene bucal y la percepción de la gravedad de la caries dental.

La influencia de la cultura en el uso de los servicios odontológicos y los resultados de la salud dental significa que incluso cuando los ingresos no son un problema y los servicios están disponibles, los hábitos aprendidos pueden determinar el comportamiento de la búsqueda de atención de salud.

El uso de jabón para la higiene personal, el bloqueador para proteger de la luz solar, consumir al menos dos litros de agua al día y lavarse los dientes tres veces al día son algunas prácticas culturales que deben fomentarse.

En México, la cultura de la limpieza y cuidado dental es de las más bajas considerando que las personas asisten al dentista una vez cada ocho años aproximadamente.

La salud es multifactorial. Los factores que influyen en la salud se encuentran tanto dentro como fuera del individuo en la sociedad en la que vive. La persona y de qué enfermedades puede ser víctima depende de la combinación de dos conjuntos de factores: sus factores genéticos y los factores ambientales a los que está expuesto. Dichos factores interactúan y estas interacciones pueden promover la salud o ser perjudiciales.

Los factores que determinan la salud son biológicos, conductuales, sociales y culturales. También ambientales, condiciones socioeconómicas, servicios de salud disponibles, envejecimiento de la población, género, etcétera.

La higiene oral o bucal es parte integral y esencial para la salud general. La salud bucal significa más que lavarse los dientes todos los días. Es parte integral de la salud general y esencial para el bienestar. La limpieza dental y la salud bucal en su conjunto es un factor determinante para la calidad de vida. El complejo craneofacial nos permite hablar, sonreír, besar, tocar, oler, saborear, masticar, tragar y gritar de dolor. Proporciona protección contra infecciones microbianas y amenazas ambientales.

Las enfermedades bucodentales restringen las actividades en la escuela, el trabajo y el hogar, lo que provoca la pérdida de millones de horas escolares y laborales cada año en todo el mundo. Además, el impacto psicosocial de estas enfermedades a menudo disminuye significativamente la calidad de vida.

No tener la cultura de acudir a revisiones dentales de manera regular ha provocado que ocho de cada 10 mexicanos padezcan algún tipo de enfermedad bucal. De estas, el 85% corresponde a sarro o caries y el 90% son problemas de las encías.

La boca es una ventana a la salud del cuerpo. La interrelación entre la higiene bucal y la salud general está probada por la evidencia. La fuerte correlación entre varias enfermedades bucodentales y las enfermedades crónicas no transmisibles se debe principalmente a los factores de riesgo comunes y a malos hábitos de limpieza dental.

Cepillo de Bambú Blancoco

Países con los mejores y peores hábitos de limpieza dental

Debido a que la dieta juega un papel importante en la salud bucal, algunos países tienen dientes más sanos que otros. A pesar de lo antes mencionado sobre la limpieza dental en la cultura mexicana, según la Federación Dental Mundial, los países con las tasas más bajas de caries dentales incluyen los siguientes países desarrollados: Estados Unidos, Canadá, México, Alemania, España, Italia, Noruega, Suecia, Finlandia y China. Algunos países de África también tienen tasas bajas de caries dental. En el otro extremo del espectro, los países con el nivel más bajo de salud dental (de hecho, las tasas más altas de caries) incluyen India, Arabia Saudita, Singapur y algunos países de América del Sur y Asia.

Efectos culturales en la salud de los dientes

Hay varias razones por las que algunos países y culturas tienen tasas más altas de caries y otros problemas de salud bucal. La Organización Mundial de la Salud dice que los principales factores culturales que aumentan el riesgo de mala salud dental incluyen:

 ●  Exposición inadecuada al fluoruro
 ●  Vivir en un país pobre o desfavorecido
 ●  Acceso insuficiente a la atención dental adecuada
 ●  Dietas poco saludables
 ●  Mala higiene bucal
 ●  Consumo de tabaco
 ●  Consumo excesivo de alcohol

Es especialmente relevante que no todos los países en desarrollo tienen tasas más altas de problemas de salud bucal. Por ejemplo, varios países de África tienen tasas bajas de caries a pesar del acceso deficiente a la atención dental y el bajo nivel socioeconómico, simplemente porque los residentes de estos países tienen dietas bajas en azúcares procesados.

Mujer sonrisa de limpieza dental: Blancoco cultura de la salud bucal en México

Barrera estructural para la limpieza dental en la cultura mexicana

Si bien el cuidado de la salud bucal es parte integral de nuestro bienestar general, no está disponible o accesible para todos los que lo necesitan. Las barreras, ya sean económicas, estructurales o culturales, impiden que las personas accedan a la atención de la salud bucal. Debido a estas barreras (y potencialmente a otras), la aparente demanda del cuidado dental y oral en su totalidad, no refleja la verdadera necesidad.

Principalmente por problemas financieros, las personas no pueden pagar la atención dental sin un seguro. Incluso para muchas personas que sí tienen seguro dental, las consideraciones financieras son la razón más citada de la falta de acceso a la atención de la salud bucal. Es decir, aunque exista un seguro disponible para ayudar a sufragar los costos de la atención, es posible que los proveedores de atención de la salud bucal no estén disponibles para brindar la atención necesaria. Este es un desafío particular para los pacientes con necesidades especiales de atención médica porque muchos dentistas se sienten incómodos o no están equipados para trabajar con estos pacientes. A esto se le llama barrera estructural.

Una de las mayores barreras para acceder a la atención de la salud bucal es la cultura o el entorno de una persona, que influye significativamente en el comportamiento. La limpieza dental en la cultura mexicana se ve afectada por la dieta, los hábitos de higiene bucal y la percepción de la gravedad de la caries dental.

La influencia de la cultura en el uso de los servicios odontológicos y los resultados de la salud dental significa que incluso cuando los ingresos no son un problema y los servicios están disponibles, los hábitos aprendidos pueden determinar el comportamiento de la búsqueda de atención de salud.

El uso de jabón para la higiene personal, el bloqueador para proteger de la luz solar, consumir al menos dos litros de agua al día y lavarse los dientes tres veces al día son algunas prácticas culturales que deben fomentarse.

BLANCOCO
¡APROVECHA! 10% DE DESCUENTO
BLANCOCO
¡APROVECHA! 10% DE DESCUENTO

Válido hasta el 31 de Agosto del 2021


Este descuento No es válido en Kits
Válido hasta el 31 de Agosto del 2021


Este descuento No es válido en Kits

#title#

#price#
×